La columna de Toño Prieto: La posesión no ha muerto

Revisa el artículo del comentarista de Al Aire Libre en Cooperativa.

La columna de Toño Prieto: La posesión no ha muerto

Por José Antonio Prieto, @TPrietoRadio

Se fue Rusia 2018 y quedaron señales claras de lo que vimos en la cancha. La fuerza colectiva, el funcionamiento de equipo estuvo por sobre cualquier capacidad individual.

En la búsqueda del resultado, lo primero fue ser fuertes en el trabajo defensivo. Muy pocos hacen presión a la salida del rival como táctica permanente.

En el desarrollo del juego, en la creación, es decir circulación de la pelota, generación de espacios, pases con ventaja o ganar duelos individuales; estos han sido reemplazados con las transiciones veloces y con cada pelota detenida, incluyendo los saques laterales.

Un fútbol ahorrativo a la hora de ser dominador de las acciones en campo contrario.

¿Y qué? ¿Cuál es el problema? Si aquí lo único que importa es el resultado, escucho argumentar a la mayoría.

La forma no importa, es la frase lapidaria. Un argumento dañino para una parte de la esencia de este deporte.

¿Por qué aún se recuerda a la Hungría del '54, a la Holanda del '74 o al Brasil del '82?

Sencillo, porque expresaron un juego técnico, lleno de estética, con artistas del fútbol que buscaban ganar dando espectáculo, no a cualquier forma. Tal vez por eso no ganaron.

La propuesta de Guardiola, Bielsa, Del Bosque, Low, Pellegrini y Sampaoli aportaron a la competencia en contra del estilo del juego del cálculo, del ahorro, del resultado como táctica única.

Imagen foto_00000002

En Rusia la posesión salió derrotada, pero vendrán mejores tiempos. Basta repasar que el Bayern Munich, FC Barcelona y el Manchester City dominan con ese estilo sus ligas.

La disputa continúa, y la posesión no ha muerto.