La columna de Aldo Schiappacasse: ¿Pizzi sobrevivirá al jeque humillado por Putin?

El comentarista de Al Aire Libre comentó el estreno mundialista de " Macanudo".

Foto: EFE La columna de Aldo Schiappacasse: ¿Pizzi sobrevivirá al jeque humillado por Putin?

Por Aldo Schiappacasse, @aldoromulos

Le preguntaron al pobre Juan Antonio Pizzi si pensaba que los jeques lo iban a echar después del desastroso debut frente a los anfitriones, y el ex entrenador de la Roja, en su estilo pusilánime, balbuceó algunas cosas para dar a entender que seguiría trabajando como si nada.

El antecedente histórico les da la razón a los críticos de la gestión de “Macanudo” en su selección. Sólo hay tres antecedentes de técnicos cesados durante su participación en la Copa del Mundo, y uno de esos es de Arabia Saudita. Fue en 1998, cuando el técnico campeón del Mundo cuatro años antes, Carlos Alberto Parreira, se sentó en la banca para ganar buenos petrodólares. Duró apenas dos partidos, porque tras las derrotas ante Dinamarca y Francia, fue despedido por el jeque y no pudo dirigir el último encuentro ante Sudáfrica, que culminó empatado.

Fue en ese mismo certamen que Corea del Sur decidió cesar a Bum Kun Cha tras las derrotas ante México y Holanda, reemplazándolo por su ayudante, Kim Pyong Seok, quien rescató un empate ante Bélgica.

Curiosamente el tercer caso también se da en Francia 98. Se trata del polaco Hanryk Kasperczak, quien dirigía a la selección de Túnez, cayendo ante Inglaterra y Colombia en los dos primeros partidos. Como en los casos anteriores, el cambio fue para mejor, en el tercer partido empataron ante Bélgica.

El próximo partido de los saudíes es contra Uruguay el 20 de junio, y de cosechar otra derrota, Pizzi podría integrarse a la lista anterior, engrosada claro, por el despido de Lopetegui en España antes que comenzara a rodar la pelota. ¿De quién depende su continuidad en el cargo?

Pues de un personaje actualmente famoso: el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammad bin Salmán bin Abdulaziz Al Saud, quien recibió más de una humillación televisada de Vladimir Putin, su archienemigo. Además de hijo del monarca es asistente segundo del primer ministro, Ministro de Defensa y Jefe de la Corte Real de la Casa de Saud y Presidente del Consejo para Asuntos de Economía y Desarrollo. Desplazó el año pasado a un primo de la línea de sucesión y, según dicen, se fue muy mosqueado después de la humillación del palco presidencial.

Veamos si “Macanudo” zafa de ésta.