Renuncia de Nadal a Doha y Australia abre opción para su presencia en Viña

El español sigue con sus problemas estomacales.

Aún maneja la posibilidad de jugar un torneo antes de Acapulco.

Foto: EFE Renuncia de Nadal a Doha y Australia abre opción para su presencia en Viña
Llévatelo:

El español Rafael Nadal (4° de la ATP), renunció a participar en el torneo de Doha y en el Abierto de Australia, porque sigue aquejado del virus estomacal que le impidió reaparecer en el torneo de Abu Dhabi, como tenía previsto tras recuperarse de su lesión de rodilla, lo que abre la opción de que pueda jugar en Viña del Mar.

Según anunció este viernes su equipo en un comunicado, los médicos le recomendaron reposo deportivo durante la próxima semana y tratamiento de la infección gástrica durante cuatro o cinco días.

El tenista mallorquín, que jugó la final del primer Grand Slam en 2012, aseguró que su rodilla izquierda "está bastante mejor y el proceso de recuperación ha ido según lo previsto por los médicos".

Sin embargo, en su vuelta a las pistas se topó con un virus estomacal que le ha impedido entrenar durante la última semana. "Muy a mi pesar no podré reaparecer en el momento que habíamos previsto", dijo. Y si bien anunció que su primer torneo sería Acapulco en febrero, dejó abierta la posibilidad de disputar otro campeonato antes del certamen mexicano.

"Tal y como dicen los médicos y mi equipo, lo más prudente es hacer las cosas bien y este virus ha hecho retrasar todos mis planes de reaparecer en estos días. Mi reaparición tendrá que esperar hasta el torneo de Acapulco, si bien no descartaría la posibilidad de reaparecer en algún torneo antes", explicó el oriundo de Manacor.

Nadal insistió en que sólo volverá al circuito cuando se encuentre en las condiciones óptimas para competir. "Tras todo este tiempo apartado de las pistas, prefiero no acelerar la reaparición y hacer las cosas bien", sostuvo.

La opinión del médico

Su médico, Angel Ruiz-Cotorro, detalló que la gastroenteritis que afectó al hispano le provocó fiebre alta durante cuatro o cinco días, por lo que ahora necesita reposar durante una semana.

"Dadas las circunstancias, y teniendo en cuenta que el próximo torneo en Doha empieza la semana entrante, no estará en condiciones físicas suficientes para seguir con el proceso de readaptación necesario, haciendo también imposible su participación en el Abierto de Australia", explicó.

Para Toni Nadal, su entrenador, sería "muy precipitado" que compitiera en el primer Grand Slam del año "sin haber tenido un periodo de adaptación a la competición", en la que los partidos se disputan a cinco sets, recordó.

"No creo que Rafael pueda estar preparado para afrontar una competición tan exigente con tan poca preparación. Es verdad que hemos tenido algo de mala suerte con esta complicación, pero qué se le va a hacer", señaló.