La desenfrenada entrevista del "Chino" Ríos: Habló de Federer, Jarry y Serena

El ex número uno del mundo dijo que el tenis está fome y reconoció que intentó volver al profesionalismo.

La desenfrenada entrevista del "Chino" Ríos: Habló de Federer, Jarry y Serena

El ex tenista chileno Marcelo Ríos se ha caracterizado por no guardarse nada y así fue la entrevista que le concedió a un diario de circulación nacional. Ahí, el ex número uno del mundo analizó el presente del tenis mundial, los cambios en Copa Davis, el desarrollo de Nicolás Jarry e incluso tuvo palabras para lo ocurrido con Serena Williams en el último US Open.

Incluso, el zurdo de Vitacura aseguró que tuvo la intención de volver al tenis profesional en el circuito de challengers de Estados Unidos, aunque dijo que es una idea que quedó en nada y que ahora solo piensa en llegar de la mejor manera a la exhibición de diciembre ante el ecuatoriano Nicolás Lapentti.

"Obviamente que me cuesta. Me desligué del tenis completamente, salvo para ayudar con la Copa Davis, pero no me entreno para estar físicamente bien para jugar tenis. Es un desafío bonito. A mí me gusta estar bien para las exhibiciones y no dar jugo. Me motiva. No es fácil, no jugaba seniors, porque me quería retirar, pero el gustito es más fuerte. Tampoco la idea es que la gente piense que la exhibición es el 21 de diciembre y yo llego el 20 en la noche, juego, como los cantantes que cantan y se van. No, tengo que entrenar un mes antes y ponerme bien. Entonces, es todo un rollo que me llama la atención y decidí hacerlo porque tengo ganas de jugar de nuevo. De repente, me baja la locura. Hace tres meses quería jugar challengers acá y viajar por Estados Unidos. Me puse a pensar en el entrenamiento y corriendo con Marcelito, mi hijo de seis años, me desgarré. Y dije 'no estoy pa' esa hueá'", dijo Ríos a La Tercera.

"Yo traté (de volver), lo pensé. Lo que pasa es que en Estados Unidos no es mucho lo que hago aparte de mis cosas. Tengo harto tiempo libre. Wild cards no me iba a ser difícil de conseguir. Viajar por Estados Unidos no es caro. Pero me puse a trotar y me desgarré", añadió.

"Me duró un ratito, pero me gustaría. Pero no es llegar y jugar, es ponerse bien físicamente y estar rápido. Además, en los challengers hay tipos buenos. Si quiero hacerlo bien, tendría que prepararme seis meses y dedicarme. Igual no es fácil, capaz que me arrepienta a la mitad. En los seniors me invitaron a Palm Beach, pero no llegué a acuerdo económico. Si me invitan a otros seniors, no tengo problemas en ir. Yo no me aparezco mucho en el tenis, como Moyá, Philippoussis, el mismo Massú o González, que tienen academias y van a los grand slams. Como los ven metidos, los invitan. De mí deben pensar que 'este tipo está en sus negocios'. Pero tampoco me quita el sueño, ya jugué el año que quería jugar. Logré lo que quería, que era ser número uno. Más que eso no tiene esto. No es que te vas a hacer más conocido o menos conocido. O más rico o menos rico. Además, ir a jugar con hueones como McEnroe, que lo único que hacen es alegar, es una lata", completó.

Jarry, Serena y Roger

Ríos también fue consultado respecto a lo realizado por Nicolás Jarry en el circuito: "Para la Copa Davis (ante Ecuador), me senté a conversar con él cuando todavía no estaba entre los 50 y le dije 'este año te vas a pegar una semifinal o una final y de repente te vas a pegar un rajazo y te vas a meter entre los 50 y no te vas a dar ni cuenta'. No es por decir que sepa o que soy bueno para la hueá, pero pasó. Y si Nico lee esto, se va a acordar de que yo hablé con él en el lobby del Intercontinental. 'Esto te va a pasar, porque vos jugai muy bien', le dije. Ahora la gracia es meterse entre los 20. Se mete a una semifinal de Grand Slam y ya está ahí. Lo veo bien. Acá lo vi contra Isner. Debería haber ganado. Creo que el tipo ya está siendo respetado, saca bien. Sabe cómo jugar los puntos importantes, cuándo calmarse… Ya no es palo, sacar fuerte y que no le importaba el tercer set. Está mucho más controlado y tiene para mucho más el Nico. Pero se pasa rápido el tiempo, va a cumplir 23. De repente va a tener 27 y se pasa la carrera. Yo me retiré a los 27. Le dije 'tenís que aprovechar de sacarte la cresta 10 años, ojalá ganar lo más que podaí, y después relájate porque esta cuestión se te pasa y no tiene vuelta atrás", contó antes de hablar de lo ocurrido por Serena Williams.

"El castigo del árbitro fue excesivo. El tenis se ha puesto muy aburrido. Es fome verlo. Ver a Sampras era aburrido. Cada vez que jugaba Sampras, lo cambiaba. Es un gallo amargo, que está ahí y que no hace nada. En cambio, Agassi tenía su onda, sus pantalones de jeans… Pero que tú no puedas demostrar tus sentimientos en la cancha, lo encuentro la cosa más estúpida que hay. No puedes decir nada, no puedes romper una raqueta. ¡Si la raqueta es tuya! ¡Qué importa! Si no estás haciendo nada malo. Demuestras poco tus sentimientos, se vuelve fome el tenis. Porque ver a McEnroe, aunque no me lleve bien con él, era entretenido. No sabías lo que iba a hacer en el último punto. De repente, lo echaban. En Wimbledon me acuerdo de que le pegó a las bebidas. Eso es lo que la gente quiere. En el hockey sobre hielo se agarran a combos y es el espectáculo. Yo creo que hay poco espectáculo en el tenis, hay muchas reglas. Por romper una raqueta, warning. Después, punto porque le dijo ladrón. Pero ladrón tiene muchos significados. Entonces, ella alega que nunca ha mentido. No sé si comparto eso del 'pídeme perdón'. Pero sí creo que fueron un poco excesivos con ella. No estuvieron bien, aparte la multa es una mierda. En Los Ángeles le dije a un negro 'mother fucker'. Para mí no es nada, porque no soy racista, pero a los negros les molesta y se ve feo. Pero que te saquen del partido por eso es una estupidez. Me pasó con Bernardes (un árbitro brasileño), ahí dije 'puta, negro de mierda' y me echó. Después apelé y me perdonaron, porque se dieron cuenta de que en Chile decir negro no es nada malo. De hecho, al Yogurt le digo 'negro de mierda'. Tiene varios sentidos", narró.

"El tenis está fome, no se puede decir nada, no puedes decir un garabato; que te demoras 25 segundos, que si pisas la línea… Me da lata verlo. Ver un partido de Giraldo, que aparte juega como mina, contra Lorenzi, no lo veo. Pero si es Federer con Nadal, me motivo y lo veo. A mí Federer me encanta, creo que es el mejor de la historia. Es un caballero. Es un hueón la raja, pero encuentro que es fome en la cancha. Fuera de la cancha, su vida debe ser otra. En la cancha, es como señora, no comete ningún error. Con raja se saca un moco. ¿Un escupito? Ni cagando. Es súper correcto y para mí se me volvió fome. Ivanisevic me encantaba, tiraba la raqueta. Decía 'soy croata, tuviera una pistola y me suicidaría. Acabo de perder no sé con quién'. Para mí el tenis se ha vuelto fome", añadió Ríos, quien analizó el nuevo formato de Copa Davis.

"Yo creo que todo cambio será para positivo. Mi duda es si esa semana que se jugará en Francia o en España qué superficie se ocupará. Cómo se va a elegir y ese va a ser un problema bastante grave. El local elige la superficie, como sabemos todos. ¿Qué se hace en ese caso? Pero me parece bien. La gracia es que jueguen todos, los mejores del mundo. Hacerla más corta está bien y que los premios sean más interesantes. Lamentablemente, esto es por plata", comentó.