Marcelo Ríos contó cuando se bañó en una tina con cerveza y se comparó con Arturo Vidal

El "Chino" recordó sus inicios como figura del deporte mundial.

Marcelo Ríos contó cuando se bañó en una tina con cerveza y se comparó con Arturo Vidal
Llévatelo:

El ex tenista chileno recordó cómo celebró cuando en 1998 venció al estadounidense Andre Agassi y se convirtió en número uno de la ATP, en conversación con el programa "Zoom, grandes momentos del deporte" de TVN.

El retirado deportista relató que esa vez tras el partido "termina la conferencia, me agarran otros periodistas. Me acuerdo de que te daban un Mercedes, un auto. Voy al hotel y lleno una tina de cerveza. Me pongo a tomar una cerveza. Llega mi papá, me parece que nos tomamos una cerveza y me dice '¿tú sabes lo que acabas de hacer o no? Eres número uno del mundo'".

En la misma línea, el "Chino" añade que después "me voy a un restaurant. Me acuerdo que Don Francisco me invitó. Parece que también estaba el dueño de Ripley, el que murió. Estaba mi familia, otro amigo y un tipo que yo no sabía quién era, que estaba en la esquina".

"Cuento corto, tomando ahí, voy a hablar con la Giuliana en un teléfono público. Me agarro a combos, porque él me trató de decir que qué me creía yo de ser como era", señaló.

"Se produjo una cuestión y nos agarramos a combos. Llegaron los pacos. Dije 'puta el número uno malo, capaz que me lleven preso, se fue todo a la chucha'. Este se va contra los pacos y lo llevan preso y a mí no me pasó nada. ¿Estaba en estado de ebriedad? Yo creo que sí, pero todo bien. Después me voy a acostar. Despierto y se me perdió el Mercedes. No lo encontraba y se perdió. ¿Qué iba a hacer?", apuntó. 

A su vez, Ríos recordó sus inicios como figura del deporte, afirmando que "yo reconozco que yo fui un antiprofesional, porque era de la manera que me enseñaban, de la manera que se vivía en ese minuto. En Chile, yo llegaba y el asado, la piscola, y no tomaba porque me gustaba, me gustaba pasarlo bien. Quizá me jugó en contra, porque a los 22 años yo estaba hecho económicamente".

"De repente yo digo, de buena manera y espero que se tome como un ejemplo bueno, decir (Arturo) Vidal... de ganar quizá mil dólares en Colo Colo a ganar 800 millones en el Bayern, y te vuelves loco, es verdad y es normal", indicó.