Marcelo Ríos contó que está cerca de ser coach de una joven promesa del tenis mundial

El chino Juncheng Shang, de 17 años, es zurdo y para muchos juega muy similar al nacido en Vitacura.

Marcelo Ríos contó que está cerca de ser coach de una joven promesa del tenis mundial
Llévatelo:

Mientras se alista para jugar una exhibición ante el español Alex Corretja, el ex tenista chileno Marcelo Ríos se debate ante la oportunidad de ser entrenador del chino Juncheng Shang, un zurdo de 17 años de ricas condiciones y que según muchos, juega muy parecido al ex número uno del mundo.

Es el mismo Ríos que cuenta de su primer acercamiento con el asiático: "Fui a saludar a Shapovalov y apareció él (Shang) con el papá. Y ahí el Red (David Ayme, mano derecha de Nick Bollettieri), me comentó que jugaba increíble. Me quedé viéndolo un rato y la verdad es que le pegaba muy bien a la pelota. 'Este es el Nishikori que viene', me dijo. Pasó el tiempo y me salió esto", contó el zurdo de Vitacura a La Tercera.

"Me llamó el ex mánager de Sharapova y me contó que tiene un jugador chino que acaba de cumplir 17 años y que mide 1,83, lo que es raro para un chino. Es zurdo, juega igual que yo, pero con mucha más potencia. Está 370, ganó cuatro torneos profesionales y clasificó para Indian Wells. Lo vi jugar acá y se acercó a pedirme una foto", añade Ríos en relación a Shang, quien efectivamente fue número uno del mundo junior en 2021, siendo finalista en el US Open y semifinalista en Wimbledon, y ya da sus primeros pasos en el profesionalismo, superando la clasificaciones de torneos ATP.

"El mánager me dijo '¿Sabes lo que pasa? Que este hueón se cree Marcelo Ríos. Él cree que eres tú", contó Ríos, quien le manifestó que de concretarse, quiere estar constantemente con él.

"Le dije al mánager que no quería ser como Ivanisevic o esos tenistas que fueron muy buenos que aparecen acompañando a los jugadores en los grand slams y en los torneos grandes y solo viajan 10 semanas al año. Es como una mentira, porque para mí el entrenador tiene que estar encima del pendejo y saber que está haciendo. Igual este chino tiene cuatro hueones trabajando con él: entrenador, PF, masajista... Tiene un equipo que te morís", contó antes de decir que en los próximos días tomará una decisión.

"Le dije (a Shang) que me mandara un borrador con lo que quiere, me ofrece y cuántas semanas. Lo estoy viendo con Jeff y él me dijo que lo pensara bien, porque no me imaginaba en esto", explicó.

"Como está 300 del mundo, va a tener que jugar challengers. Entonces, no es tan sencillo tampoco", dijo.

"Lo que me pasa es que tengo familia y de repente me veo con el pendejo solo, en vez de estar disfrutando, que fue lo mismo que me pasó cuando me retiré. Pero mi señora me dice que me acompañaría. Además, mis hijos van a hacer home school el próximo año y podrían estudiar en línea. Así que, según ellos, también podrían viajar conmigo", añadió ya entusiasmado con la idea.

"Lo que pasa es que formar un pendejo y meterlo tú es algo entretenido. No es por quitarle méritos a Massú, pero agarró un hueón ya bueno (Dominic Thiem) y, más que eso, qué vas a hacer. Acá, en cambio, empezar de abajo y hacer lo que hizo Ferrero con Alcaraz es algo que me motiva", comentó.