Marcelo Ríos: Si tuviera a mi hijo cagado de hambre en la casa, yo saquearía también

El ex tenista se refirió a la situación política del país.

Foto: Archivo Marcelo Ríos: Si tuviera a mi hijo cagado de hambre en la casa, yo saquearía también
Llévatelo:

El ex tenista chileno Marcelo Ríos analizó la crisis social que atraviesa nuestro país, afirmando fiel a su estilo que "si tuviera a mi hijo cagado de hambre en la casa, yo saquearía también".

En una extensa entrevista con La Tercera, el "Chino" dijo que "yo veía a Venezuela antes. No es que me riera, pero decía 'cómo puede llegar un país a este nivel'. Y de repente nosotros caemos en lo mismo. No lo podía creer. Yo no estoy viviendo allá, soy realista".

"A mí me llega la cuenta de la luz y no la pago yo, la paga mi señora. Entonces si me suben la luz 500 pesos, no me doy ni cuenta. No estoy pendiente, porque gracias a Dios tengo otra situación. Pero entiendo a la gente cuando habla de igualdad o equidad. Yo lo estoy viviendo en carne propia acá (en Estados Unidos)", agregó.

"Para mí no es subirle más el sueldo a la gente para que tenga más plata. No, para mí todos deben partir de la misma base. Si mi hijo estudia en el Nido de Águilas, que todos puedan estudiar en el Nido de Águilas. Que todos empiecen con la misma posibilidad en la vida. Acá, en Estados Unidos, el hijo del jardinero es compañero de mi hijo. Acá es colegio público. Y yo voy a la casa del jardinero y él viene a mi casa", apuntó.

En la misma línea, el ex número uno del mundo señaló que "yo no recibí una herencia, me saqué la chucha. Y que te quiten plata y te suban los impuestos me duele, me siento pasado a llevar. O con lo de las herencias que van a ir al Estado. Me saqué la chucha y lo voy a seguir haciendo para dejarles plata a mis hijos y no a un hueón que no conozco. Encuentro que no está bien hecho. Pero también, de repente, digo que hay que estar en los pies de la gente".

"No comparto los saqueos, no comparto los hueones que queman los metros o se roban computadores y refrigeradores. Pero me pongo a pensar qué pasaría si estuviera en ese lugar. Si viera gente robando leche y tuviera a mi hijo cagado de hambre en la casa, muriéndose, yo saquearía también. Creo que lo haría. Mientras no esté en los pies de esas personas, no puedo opinar", aseveró.