El sueño de Nicolás Jarry: Me encantaría tener una carrera tan exitosa como González y Massú

El "Titán" dialogó con un matutino e hizo un balance de su temporada 2018.

"Nunca imaginé que iba a terminar en el top 50", comentó.

El sueño de Nicolás Jarry: Me encantaría tener una carrera tan exitosa como González y Massú
Llévatelo:

Nicolás Jarry, 43° en el ranking mundial de la ATP, hizo un balance de la temporada 2018, la mejor desde que entró al circuito profesional, y admitió que su deseo es tener tanto éxito como el que lograron Fernando González y Nicolás Massú en la época dorada del tenis chileno.

"Seguro que todos sueñan con que esa época vuelta, que los títulos ATP aparezcan. Que todo lo lindo que trajeron Fernando y Nico se repita. A mi me encantaría tener una carrera tan exitosa como las que tuvieron ellos", comentó Jarry en El Mercurio.

Respecto a su balance de temporada, el "Titán" aseguró que "fue buenísima, porque disfruté de muchas primeras eces de muchas cosas. Nunca imaginé que iba a terminar el año en el top 50".

Entre lo destacable, Jarry destacó la final ATP de Sao Paulo ante Fabio Fognini, su primer título de dobles, junto a Hans Podlipnik, en Quito, la primera victoria en un Grand Slam (Wimbledon), y su triunfo sobre Dominic Thiem, el segundo mejor jugador de arcilla en la actualidad.

Jarry, además, analizó la actualidad del circuito y destacó el rol que están teniendo los jóvenes, con el alemán Alexander Zverev, flamante campeón del Masters de Londres, como referente para terminar con el dominio de los grandes (Federer, Nadal, Djokovic).

"Este año se vio que ha habido un cambio muy grande en la cantidad de jóvenes que están en el top 100 y top 50, por lo que creo que ese dominio de a poquito va a ir cambiando naturalmente", explicó.

Del mismo modo, valoró el crecimiento que también tuvo Christian Garín, quien cerró el año dentro del top 100 (85°) y sostuvo que "será entretenido tener a un compatriota jugando singles en el circuito".

Finalmente, no quizo anticipar lo que será el duelo con Austria por la Copa Davis, pues prefiere hacerlo después el Abierto de Australia, pero recordó que "estuvimos a punto de ganarle a Argentina" y "Christian viene jugando muy bien".

"Todo el mundo nos ve como una amenaza y eso es mucho mejor para nosotros", sentenció.