Serena Williams: El día que deje de luchar por la igualdad de género estaré en la tumba

La estadounidense entregó un potente mensaje tras caer en la final de Wimbledon ante Simona Halep.

Foto: EFE Serena Williams: El día que deje de luchar por la igualdad de género estaré en la tumba
Llévatelo:

La estadounidense Serena Williams (10ª en el ránking WTA), tras caer derrotada en la final de Wimbledon ante Simona Halep (7ª), entregó un potente mensaje por la igualdad de género, el cual ha defendido y potenciado durante su carrera como tenista

"El día que pare de luchar por la igualdad y por la gente como tú y como yo, será el día que esté en mi tumba", fue la enfática respuesta de Serena en conferencia de prensa en el All England Tennis Club, ante la consulta sobre este tema.

Además, sobre el tiempo que le resta como jugadora añadió que "obviamente mis pensamientos no son los mismos que tenía con 20 años. Ahora en cada final que juego todo el mundo espera que pueda salir victoriosa. En estos últimos meses, cada final que he disputado he tenido que hacer un enorme esfuerzo para llegar a la misma".

Elogios para Halep tras vencerla en la definición en Londres

En los estrictamente deportivo, Williams tuvo grandes palabras de elogio para su verdugo Halep, quien estuvo intratable en este compromiso, tal como lo reconoció la ganadora de Wimbledon en siete ocasiones.

"Creo que cualquier derrota no es fácil. Y como dije en la pista cuando alguien juega de esa forma arrolladora, no hay mucho que poder hacer. Hay que comprender que fue su día hoy. Ojalá pueda jugar así más a menudo, más consistentemente", sostuvo la ex número uno del mundo.

Junto con esto, la americana dijo que "ojalá yo pueda subir mi nivel de juego también. No puedo decir que haya tenido demasiada tensión o que estaba súper tensa. Solo puedo decir que mi rival ha jugado increíble".

Finalmente, la tenista dio detalles de su irinerario antes de jugar el US Open en agosto: "Entro en los cuadros de Toronto y Cincinnati, no creo que necesite añadir San José a mi calendario. Creo que hay un límite. No necesito jugar tres torneos antes de un Grand Slam", cerró.